Archivo de la etiqueta: consumo

¿Comida o basura? La máquina de generar enfermedad

Por: Silvia Ribeiro (Artículo original “ETC Group”).

El sistema alimentario industrial, desde las semillas a los supermercados, es una máquina de enfermar a la gente y al planeta. Está vinculado a las principales enfermedades de la gente y de los animales de cría, es el mayor factor singular de cambio climático y uno de los principales causantes de factores de colapso ambiental global, como la contaminación química y la erosión de suelos, agua y biodiversidad, la disrupción de los ciclos del nitrógeno y del fósforo, vitales para la sobrevivencia de todos los seres vivos.

Según la Organización Mundial de la Salud, 68 por ciento de las causas de muerte en el mundo se debe a enfermedades no trasmisibles. Las principales enfermedades de este tipo, como cardiovasculares, hipertensión, diabetes, obesidad y cáncer de aparato digestivo y órganos asociados, están relacionadas al consumo de comida industrial.  La producción agrícola industrial y el uso de agrotóxicos que implica (herbicidas, plaguicidas y otros biocidas) es además causa de las enfermedades más frecuentes de trabajadores rurales, sus familias y habitantes de poblaciones cercanas a zonas de siembra industrial, entre ellas insuficiencia renal crónica, intoxicación y envenenamiento por químicos y residuos químicos en el agua, enfermedades de la piel, respiratorias y varios tipos de cáncer.
Seguir leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Lo que comemos

El plato, barricada de una revolución pacífica

Por: Andoni Luis Aduriz (Artículo original “El país”).

Como nos recuerda el filósofo Daniel Innerarity en la introducción del libro Cocinar, comer, convivir, alimentarse, lejos de ser un acto trivial, es una acción cargada de astucia e intención política. En nuestra sociedad es frecuente sospechar que vivimos inmersos dentro de un orden difícil de alterar, donde las decisiones son tomadas por terceros en despachos aislados de la realidad y las preocupaciones de la calle. Que moramos sumidos en una coyuntura salpicada de cortinas de humo creadas para distraer la atención de los ciudadanos lejos de los verdaderos problemas que les apremian. Que nos encontramos bajo dictámenes diseñados para satisfacer los intereses de compañías y organismos que tutelan las decisiones de los Estados.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Lo que comemos

Los caminos del maíz

Por: Silvia Ribeiro (Artículo original “La Jornada”).

El maíz sembrado para comer es sagrado sustento del hombre que fue hecho de maíz. Sembrado por negocio es hambre del hombre que fue hecho de maíz. Sencilla y profunda frase de Miguel Ángel Asturias que cada día adquiere más significados. Ahora el negocio de sembrar hambre es de cuatro trasnacionales que quieren monopolizar y contaminar transgénicamente el maíz, hasta que las manos que lo criaron y cuidaron para alimento de toda la humanidad tengan que comprarles a ellos la semilla y pagarles incluso por “uso indebido de patente” si sus maíces ancestrales se contaminan con transgénicos.
Seguir leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Lo que comemos

Transgénicos, glifosato y cáncer

Por: Silvia Ribeiro (Artículo original “La Jornada”).

La Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó que el glifosato, el agrotóxico más difundido en el mundo, que se usa con 85 por ciento de los cultivos transgénicos, es causa probable de cáncer. Comunidades y familias afectadas en Argentina, Paraguay y otros países venían denunciando esta relación desde hace años, por sufrirla directamente. Ahora Naciones Unidas la confirmó. Seguir leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Lo que somos

Las flores de Medellín

Por: Andrés Gómez O.

Medellín celebra sus fiestas anuales con un sinnúmero de eventos que se congregan alrededor de un mismo símbolo: la belleza de los colores y las formas de las flores que abundan tercas en el verde que resiste obstinado el embate del asfalto de la innovación, flores que en muchos casos vimos cultivar a nuestras abuelas con dedicación silenciosa en los antejardines de otra época, y que tejieron en quienes vivimos nuestra infancia en ese valle, el telón de fondo sobre el que deambulan nuestros primeros recuerdos. Hoy la fiesta dista mucho de aquella intención, y aunque parte de ese mismo principio, llena nuestros ojos de otras flores que detrás de la perfección, ocultan una realidad de la que no se habla nunca, como tantas otras que refulgen en la ciudad, y mucho menos en días como estos en donde es imperativo que todo buen ciudadano muestre la mejor cara a los miles de turistas que recorren las calles. Ellos no estarían muy interesados en saber qué hay debajo de esos gigantescos plásticos que cubren las áreas cercanas al aeropuerto José María Córdova, en descubrir bajo los invernaderos una industria que se fundamenta en el uso indiscriminado de insecticidas y fungicidas de síntesis química que contaminan cuerpos de agua e intoxican a sus trabajadores, en más de un 80% mujeres, que aportan su minuciosidad a la reducción de costos laborales que permiten que esa industria “crezca” y sea competitiva en Colombia. Seguir leyendo

1 comentario

Archivado bajo Lo que somos

Los caminos de la felicidad

Por: Andrés Gómez O.

“Si a los 30 años uno no tiene un iPhone incrustado con diamantes o un Rolls-Royce con interiores de cuero e iniciales grabadas, es un fracasado”, así comienza el artículo de AFP reproducido ayer por varios periódicos nacionales, y continúa diciendo que por 20.000 Euros “uno puede comprar un iPhone 5 con carcasa de oro rosa incrustado con diamantes de 7,28 quilates”(ver artículo). Estas palabras nos remiten a un sentimiento de época, habla de carencias individuales que sólo pueden ser subsanadas mediante el consumo, y en el caso de los nuevos ricos, de objetos ostentosos, imprescindibles para sobresalir de la masa. Dice Zygmunt Bauman: “La tarea de los consumidores, por lo tanto, y el principal motivo que los mueve a dedicarse a la interminable actividad de consumir, es alzarse de esa chatura gris de invisibilidad e insustancialidad”. Y aquí de nuevo podríamos mirar en más detalle las directas implicaciones que este tipo de consumo tiene en la crisis ambiental, y en particular, el caso de poblaciones cercanas que han sufrido por décadas las consecuencias directas de la explotación aurífera. ¿Es intrascendente el hecho de arriesgar la supervivencia de nuestros pueblos para complacer los caprichos del mercado del lujo? Seguir leyendo

2 comentarios

Archivado bajo Lo que somos