Colombia en la cumbre climática París 2015

Por: Andrés Gómez O.

2Leía un texto de Hernán Casciari, escritor argentino conocido por sus relatos de fútbol y al que ahora sigo en su blog Orsai, en el que hablaba de un test famoso de treinta y seis preguntas que al responderse en pareja, sin dejar de mirarse a los ojos, terminaría en un completo enamoramiento. No logró terminarlo mirándose en un espejo. Se quedó en la pregunta treinta y cuatro: ¿Cuál es el único objeto que salvarías de tu casa que se incendia? El primer libro de Cortázar que compró en su adolescencia, dice, del que no logró entender nada, pero que le demostró la fuerza que un maestro puede desatar en un alumno con el poder de la observación (ver texto). La imagen de esa casa que se incendia me lleva a pensar en las consecuencias del cambio climático en nuestro entorno vital, en lo difícil que sería escoger salvar sólo una persona, un animal, un objeto. Sería mejor tratar por todos los medios de apagar el incendio, en este caso, construir herramientas colectivas para entender el cambio climático, actuar sobre nuestras responsabilidades individuales y colectivas, aquí en el trópico biodiverso, allá en el norte contaminador. El gobierno nacional entregó a principios de septiembre su documento INDC, “Contribuciones Determinadas y Previstas a Nivel Nacional”, paso previo para la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (conocida como COP21), que tendrá lugar en París entre el 30 de noviembre y el 11 de diciembre. Allí, de manera autónoma, Colombia define sus aportes en términos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y establece estrategias para enfrentar los impactos locales del cambio climático. En el documento leemos como compromiso reducir sus emisiones de gases efecto invernadero en un 20% con respecto a las proyectadas para el año 2030 respecto al escenario “Business as usual” y sujeto a un apoyo internacional, pasar a un 30% de reducción.  (ver INDC). El IDEAM calcula que las emisiones estimadas de gases de efecto invernadero (GEI), nacionales representan tan sólo el 0,46% del total global para 2010 ¿Será la reducción de emisiones el compromiso adecuado que deberíamos asumir en el COP21? ¿Lograríamos de algún modo contribuir a sofocar el incendio?

La conservación de nuestros bosques, el aumento de su cobertura en zonas en las que se han perdido, un enfoque sustentable que nos permita transformar la agricultura dependiente de insumos químicos en una que se centre en la recuperación de suelo fértil: todas estas actividades tienen en común la captura de CO2 de la atmósfera, contribuir eficazmente al enfriamiento de la tierra y muy importante, aumentar la capacidad de respuesta local a los peligros de la variabilidad climática. Sin embargo, en un documento global que tendría efectos políticos, es más útil sostener que pasaremos de emitir el 0,46% de GEI a un 0,37% o incluso mejor, si nos ayudan, a un 0,32%. La construcción de nuevas vías más amplias (concesiones “3G” y “4G”), el otorgamiento indiscriminado de títulos mineros en selvas y páramos, la llegada de la industria petrolera a nuevas zonas con proyectos de fracturamiento hidráulico, la construcción de emporio agroindustriales en zonas tan biodiversas como la Orinoquia y la Amazonia, ahora llamadas “Altillanura”, son los ejemplos con los que nuestra dirigencia piensa contribuir, sin enterarse de que nuestro país se encuentra en la lista de los 10 más vulnerables a los efectos catastróficos del clima del futuro cercano, como la actual sequía. El científico colombiano Germán Poveda, que desde 1998 pertenece al grupo de expertos que hacen parte del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC), opina que las propuestas colombianas contenidas en el INDC “son tímidas, mediocres y cortoplacistas. El país debería más bien sentar el precedente de cero deforestación, porque exacerba el cambio climático” (ver entrevista).

Reconocer y entender que la biodiversidad es nuestra mayor riqueza, común a todos los países tropicales, sería un aporte decisivo en la trascendental cumbre climática de diciembre. Desde esa posición sentaríamos una base de discusión sobre la fragilidad de una economía que depende en un a cifra tan alta como el 60,4% de sus exportaciones totales de la extracción minera y petrolera (ver estadística), en un escenario global de declaración de “reservas inutilizables” de combustibles fósiles y una política de “desinversión” en actividades intensivas en emisión de GEI. Es a partir de ese reconocimiento desde donde exigiríamos aportes económicos contundentes de las grandes potencias contaminadoras a nuestros países, con miras a compensar los efectos de su desarrollo desmesurado en nuestro entorno. Sería también un principio a partir del cual obligar a nuestros dirigentes a instalar en primer plano la discusión sobre cambio climático, lograr que entendamos lo que significa esta amenaza para nuestra subsistencia. Que tengamos claro que el único camino que nos queda es el de la creación de estructuras ambientalmente resilientes en términos económicos, políticos y sociales. Así podríamos contener la ferocidad del incendio, y tal vez darnos más tiempo para rescatar lo que tanto queremos: nuestros recuerdos, esos que queremos que se parezcan mucho a la realidad. Cita en su texto Casciari a Cortázar, —No te preocupes por nada —me decía—, la vida va a seguir siendo un juego cuando tengas treinta, y cincuenta, y setenta.        

 

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Lo que somos

Una respuesta a “Colombia en la cumbre climática París 2015

  1. Juan David Alzate Tamayo

    Muy bueno…y contundente. Gracias!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s