¿Comida o basura? La máquina de generar enfermedad

Por: Silvia Ribeiro (Artículo original “ETC Group”).

El sistema alimentario industrial, desde las semillas a los supermercados, es una máquina de enfermar a la gente y al planeta. Está vinculado a las principales enfermedades de la gente y de los animales de cría, es el mayor factor singular de cambio climático y uno de los principales causantes de factores de colapso ambiental global, como la contaminación química y la erosión de suelos, agua y biodiversidad, la disrupción de los ciclos del nitrógeno y del fósforo, vitales para la sobrevivencia de todos los seres vivos.

Según la Organización Mundial de la Salud, 68 por ciento de las causas de muerte en el mundo se debe a enfermedades no trasmisibles. Las principales enfermedades de este tipo, como cardiovasculares, hipertensión, diabetes, obesidad y cáncer de aparato digestivo y órganos asociados, están relacionadas al consumo de comida industrial.  La producción agrícola industrial y el uso de agrotóxicos que implica (herbicidas, plaguicidas y otros biocidas) es además causa de las enfermedades más frecuentes de trabajadores rurales, sus familias y habitantes de poblaciones cercanas a zonas de siembra industrial, entre ellas insuficiencia renal crónica, intoxicación y envenenamiento por químicos y residuos químicos en el agua, enfermedades de la piel, respiratorias y varios tipos de cáncer.
Seguir leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Lo que comemos

Más allá del cuero

Muy pocos entendemos la extrema crueldad a la que algunos animales son sometidos para la fabricación de productos hechos de piel. Algunos son, incluso, despellejados vivos en nombre del lujo.  No nos vistamos con la piel de otro animal.

Ver publicación original

Deja un comentario

julio 11, 2016 · 8:57 pm

¿Una renta básica agraria?

Por: Gustavo Duch (Ver artículo original “Periódico de Catalunya”)

Tengo muy presente uno de los lemas de La Vía Campesina. Para este movimiento de más de 200 millones de campesinas y campesinos que defienden sus agriculturas a pequeña escala, un argumento central para reorganizar los sistemas agroalimentarios es recordar que «los alimentos no son una mercancía». Pero observar las cotizaciones de la soja, el trigo o el maíz en las bolsas de valores de Chicago y Nueva York refleja exactamente lo contrario: con la comida se juega, y se juega mucho; se apuesta con ella como con los resultados de un partido de fútbol o la cotización de una empresa. Considerar los alimentos como una mercancía más equivale a expresar que la alimentación, un derecho universal y una necesidad vital, debe ser resuelta por las leyes del mercado, y desde este paradigma el resultado final no es bueno, es dramático: más de850 millones de personas en el mundo no pueden alimentarse correctamente, pasan hambre y muchas de ellas hoy están, cual golondrinas, en las rutas migratorias.
Seguir leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Lo que comemos

Las llamas del fin del mundo

Por: Héctor Abad Faciolince (Artículo original “El Espectador”)

Foto revista Vice, via Instagram user peter_pdp

Hay unos versos célebres de Robert Frost en los que el poeta norteamericano se pregunta, tanto metafórica como realmente, de qué manera llegará el apocalipsis: “Some say the world will end in fire / some say in ice” (Unos dicen que el mundo terminará en fuego / otros dicen que en hielo). Viendo lo que ha pasado en mayo de este año es difícil no creer que el fuego será el causante, si no del fin del mundo, al menos de la próxima gran extinción de especies del planeta. El jueves pasado, por ejemplo, se registró la temperatura más alta de la historia de la India desde cuando hay registros confiables: 51ºC en el estado de Rajastán. El promedio de la temperatura de la Tierra este año también ha sido el más alto registrado desde que hay termómetros.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Lo que somos

¿Qué tan real es el calentamiento global?

Este gráfico animado representa el cambio de la temperatura media global de una manera fácil de entender y visualmente atractiva. Vemos que la rapidez de los cambios se hace especialmente evidente en las pasadas décadas, en relación con los límites discutidos en Copenhague 2009 y París 2015 (2C y 1.5C), sin necesidad de interpretaciones complejas. Una imagen alarmante, si pensamos que no podríamos llegar al límite de 1.5C hasta el año 2100.

Ver publicación original

Deja un comentario

mayo 12, 2016 · 7:30 pm

La cultura del humus

Por: Gustavo Duch (Ver artículo original)

Después de sacar el té del fuego, Pierre se sentó junto a la mesa de la cocina. Al servir las dos tazas humeantes me llamaron la atención sus manos magrebís llenas de surcos donde habían penetrado miles de minúsculas partículas de color negro que generaban en su piel un verdadero grabado japonés. ― Es el fruto de mi pasión ― me dijo anticipándose a mi indiscreción. ― Y si las hueles ― abrió sus manos junto a mi nariz formando con ellas un cáliz― podrás descubrirla. Efectivamente olían como el compost que preparo en el huerto.

Aproveché ese detalle, un tanto cohibido como estaba, para iniciar la conversación que tanto anhelaba.― Pierre, ¿por qué tantos años destacando el papel del humus para la agricultura?
Seguir leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Lo que comemos

Colombia en la cumbre climática París 2015

Por: Andrés Gómez O.

2Leía un texto de Hernán Casciari, escritor argentino conocido por sus relatos de fútbol y al que ahora sigo en su blog Orsai, en el que hablaba de un test famoso de treinta y seis preguntas que al responderse en pareja, sin dejar de mirarse a los ojos, terminaría en un completo enamoramiento. No logró terminarlo mirándose en un espejo. Se quedó en la pregunta treinta y cuatro: ¿Cuál es el único objeto que salvarías de tu casa que se incendia? El primer libro de Cortázar que compró en su adolescencia, dice, del que no logró entender nada, pero que le demostró la fuerza que un maestro puede desatar en un alumno con el poder de la observación (ver texto). La imagen de esa casa que se incendia me lleva a pensar en las consecuencias del cambio climático en nuestro entorno vital, en lo difícil que sería escoger salvar sólo una persona, un animal, un objeto. Sería mejor tratar por todos los medios de apagar el incendio, en este caso, construir herramientas colectivas para entender el cambio climático, actuar sobre nuestras responsabilidades individuales y colectivas, aquí en el trópico biodiverso, allá en el norte contaminador. El gobierno nacional entregó a principios de septiembre su documento INDC, “Contribuciones Determinadas y Previstas a Nivel Nacional”, paso previo para la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (conocida como COP21), que tendrá lugar en París entre el 30 de noviembre y el 11 de diciembre. Allí, de manera autónoma, Colombia define sus aportes en términos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y establece estrategias para enfrentar los impactos locales del cambio climático. En el documento leemos como compromiso reducir sus emisiones de gases efecto invernadero en un 20% con respecto a las proyectadas para el año 2030 respecto al escenario “Business as usual” y sujeto a un apoyo internacional, pasar a un 30% de reducción.  (ver INDC). El IDEAM calcula que las emisiones estimadas de gases de efecto invernadero (GEI), nacionales representan tan sólo el 0,46% del total global para 2010 ¿Será la reducción de emisiones el compromiso adecuado que deberíamos asumir en el COP21? ¿Lograríamos de algún modo contribuir a sofocar el incendio?
Seguir leyendo

1 comentario

Archivado bajo Lo que somos

La otra encíclica

Por: Gustavo Duch (Ver artículo original “La Jornada”)

La otra Encíclica se inicia con un preámbulo que de forma resumida dice: “Nuestro planeta ha existido durante miles de millones de años y el cambio climático en sí no es nuevo. El clima de la Tierra ha pasado por períodos húmedos y secos, fríos y calientes, en respuesta a muchos factores naturales. La mayoría de estos cambios han sido graduales, por lo que las formas y las comunidades de vida pudieron evolucionar con ellos (…) El cambio climático en el pasado provocó las inmensas reservas de combustibles fósiles que hoy, irónicamente, con un uso imprudente y miope de estos recursos está dando lugar a la destrucción de las condiciones que han hecho posible nuestra vida en la Tierra (…)

Seguir leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Lo que somos

El plato, barricada de una revolución pacífica

Por: Andoni Luis Aduriz (Artículo original “El país”).

Como nos recuerda el filósofo Daniel Innerarity en la introducción del libro Cocinar, comer, convivir, alimentarse, lejos de ser un acto trivial, es una acción cargada de astucia e intención política. En nuestra sociedad es frecuente sospechar que vivimos inmersos dentro de un orden difícil de alterar, donde las decisiones son tomadas por terceros en despachos aislados de la realidad y las preocupaciones de la calle. Que moramos sumidos en una coyuntura salpicada de cortinas de humo creadas para distraer la atención de los ciudadanos lejos de los verdaderos problemas que les apremian. Que nos encontramos bajo dictámenes diseñados para satisfacer los intereses de compañías y organismos que tutelan las decisiones de los Estados.

Seguir leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Lo que comemos

Julio de 2015, el mes más caluroso en la historia

Por: Andrés Gómez O.

Según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA), el mes de julio mostró las más altas temperaturas desde que se tienen registros, que comenzaron en 1880. Según Jake Crounch, científico de la entidad, el reporte “reafirma lo que ya sabíamos: que el mundo se está calentando y que continúa en ese proceso”, y además sugiere que es posible que julio de 2015 sea el mes más caliente en por lo menos 4.000 años. Aquí presentamos los datos más relevantes.  Seguir leyendo

1 comentario

Archivado bajo Lo que somos